Efemerides del mes



Febrero 2020

 

La Secretaria de Educación estipuló que para que un niño pudiera ser inscrito en Primaria debería tener seis años cumplidos para el día de su ingreso

3 de febrero de 1997

A partir del 3 de febrero de 1997, por disposición de la Secretaria de Educación y de la Dirección de Educación Básica, para que un niño pueda ser inscrito a primero de primaria deberá tener seis años cumplidos para el día de su ingreso.
 
La discusión para redefinir los criterios de admisión, se realizó en una reunión a la que acudieron todos los directores de nivel del sistema de educación básica, junto con los directores de planeación, según informó Víctor Preciado Ruiz, el entonces director de Educación Básica del ex-subsistema federal de educación básica.  
 
Como fruto de las discusiones y deliberaciones de la reunión se concretó una circular que, de inmediato, se puso a revisión y evaluación del también entonces Secretario de Educación, Efraín González Morfín. Con el visto bueno del Secretario, el documento estaría listo para ser enviado a todos los centros escolares para su conocimiento y observación.
 
El propio Preciado Ruíz, en su oportunidad, explicó los puntos generales de la circular. Para un mejor entendimiento de los nuevos criterios y disposiciones, el director informó a los diarios locales que podrán ser inscritos al primer grado primaria, únicamente los niños que tengan 6 años cumplidos al primero de septiembre próximo; de no ser así, es decir, que lo cumplan en octubre, noviembre o más adelante, tendrá que cursar un año más de preescolar, para entonces sí ingresar a primero de primaria al siguiente ciclo escolar.
 
Para preescolar se aplicó el mismo criterio de inscripción; por ejemplo si el niño no ha cumplido los tres años para el primero de septiembre no podrá ser inscrito a primero de ese nivel.
 
La disposición fue acogida por los padres de familia como rigurosa y es que en su estricta aplicación, si el niño no tenía cumplidos los tres o los seis años correspondientes, así le faltara un mes, no podía ser inscrito.
 

 

Es inaugurado en Guadalajara el Museo de Ciudades Hermanas

14 de febrero de 1997

En el marco de las festividades del 455 aniversario de la fundación de la ciudad de Guadalajara, es inaugurado el Museo de Ciudades Hermanas. Al evento asistieron representantes de las ciudades que han estrechado lazos formales de amistad y cooperación con la perla tapatía a través del Programa de Ciudades Hermanas, creado por el general y presidente de Norteamérica Dwight Eisenhower. También se dieron cita autoridades, como el entonces alcalde, el ingeniero César Coll Carabias.
 
Para darle realce al “corte de listón” se montó una exposición intitulada “Guadalajara, Guadalajara” que estuvo conformada por fotografías de Olivia Campos de Gallo. Su trabajo mostró en imagen las dos Guadalajara, la de España y la local.
 
Las ciudades hermanas de Guadalajara están representadas en su historia y arte en el Museo. De ellas se exhiben los obsequios que le han tributado a la Perla Tapatía. Hay por ejemplo una sala dedicada a Europa donde se encuentran piezas y obsequios de Wroclaw, Polonia; de Milán, Italia; de Sevilla y Cigales, España…
 
Para conocer mejor éstas y otras urbes se cuenta también con una biblioteca y videoteca, a disposición de los visitantes, con materiales que ilustran o recrean su cultura e historia. Para complementar estos acervos y espacios, el Museo dispone, además, de una sala de exposiciones temporales, de una terraza para eventos y de un auditorio para conferencias u otros eventos.
 

 

Muere el pintor Roberto Montenegro Nervo

19 de febrero de 1885

Roberto Montenegro Nervo nació el 19 de febrero de 1885 en Guadalajara y desde muy pequeño, manifestó una inigualable habilidad para el dibujo y la pintura. Su maestro, Félix Bernardelli, supo encauzar de tal forma su talento que, para 1904, Roberto ingresó a la Escuela de Bellas Artes de la Universidad para estudiar arquitectura. Sus compañeros serían nada menos que Saturnino Herrán y el propio Diego Rivera.
 
Un año más tarde sería becado por el gobierno federal y emprendería un viaje alrededor de Europa que lo llevaría de Madrid, estudiando con el pintor Borja, a París en L´Ecole de Beaux Arts, conociendo a Picasso, Braque, Juan Gris y Jean Cocteau. Colaborando, más adelante, en la Revista Mundial que dirigía Rubén Darío. El pintor Ángel Camaraza lo impulsaría entonces a la pintura, dejando de lado la ilustración de revistas o periódicos como Le Temoin. Roberto Montenegro empezaría su obra mural en 1919, año en que decoró el Casino de Palma, en Mallorca, España.
 
De regreso en México en 1920, fue nombrado por José Vasconcelos como Jefe del Departamento de Artes Plásticas del Instituto Nacional de Bellas Artes y comenzó la realización al temple de El árbol de la ciencia en la actual Hemeroteca Nacional, organizando igualmente la Sala de Arte Popular en el pabellón mexicano de Brasil. Pronto proyectaría los vitrales El jarabe tapatío y La vendedora de pericos; ampliando poco a poco su producción muralista en diversos centros educativos de la ciudad de México: La fiesta de la cruz, El ángel de la paz, Ideologías Religiosas y Retratos de personas, por mencionar algunos.
 
LDurante 1928 a 1936 colaboró con el Teatro Ulises de la Universidad diseñando escenografías y junto al Dr. Atl, Adolfo Best Maugurud y Jorge Enciso realizó la Primera Exposición de las Artes Populares. En 1934 sería nombrado director del Museo de las Artes Populares en el Palacio de Bellas Artes y en 1940 dirigió la Exposición 20 siglos de Arte Mexicano presentada por el Museo de Arte Moderno de la ciudad de Nueva York. Como destacado retratista llevó al lienzo a toda clase de figuras artísticas, intelectuales y políticas de su tiempo, como Gabriela Mistral, Diego Rivera, Lázaro Cárdenas, José Clemente Orozco, Miguel Alemán Valdés, Alfonso Reyes, Carlos Pellicer, Elías Nandino y Frida Khalo.
 
Esta misma inquietud lo lleva a editar algunos libros sobre arte: 20 dibujos de Montene, 20 dibujos de Taxo, L´epicere du bon poete y Pintura Mexicana de 1800 a 1860 donde gracias a su trabajo y afán descubre valiosas obras de artistas casi desconocidos, principalmente jaliscienses. Precisamente regresa a su ciudad natal para trabajar en 1958 en el Apolo y las musas, mosaico de vidrio que tenía el frontón del Teatro Degollado y en 1964 trabaja en La muerte de las artesanías, otro mosaico para la Casa de las Artesanías de Guadalajara. En 1967 recibe el Premio Nacional de Arte y al año siguiente es designado miembro fundador de la Academia de Arte de México. Con su muerte, en 1968, se pierde una importante expresión de la pintura jalisciense y sobretodo, nacional.
 

 

Es inaugurada Expo Guadalajara

20 de febrero de 1987

A pesar de que 1987 sería un año económicamente difícil, el presidente Miguel de la Madrid lo había reconocido ya en su informe a principios del año; los empresarios tapatíos no se desalentaron en absoluto: habían decidido invertir en una nueva sede para la Cámara de Comercio y en un centro de exposiciones. Tiempo atrás, los sectores oficial y privado manifestaron la creciente inquietud de desarrollar un centro de ferias y exposiciones que, además de enriquecer el equipamiento urbano de la ciudad, pudiera ser generador de actividades económicas al incrementar, por razones de su operación y el flujo de visitantes a nuestra ciudad.
 
En respuesta, el Ayuntamiento de Guadalajara tomó, desde 1983, la iniciativa formal de promover el desarrollo de semejante instalación, y apoyado por el gobierno del estado, ordenó la realización de un estudio de factibilidad que muy pronto demostró la conveniencia y necesidad de poseer un centro de esa naturaleza. Sin embargo, al proceder parte del capital de personas, empresas e instituciones del sector privado, el flujo de efectivo fue irregular e imprevisible. Esta dificultad fue muy pronto sorteada por la creación de una estructura propia de dirección y administración que permitió, con amplia flexibilidad, acelerar o desacelerar el proceso de la obra, sin que en ningún momento, se afectara la continuidad y calidad de la misma.
 
El resultado fue inmediato. Después del concurso de proyecto entre cinco firmas de prominentes arquitectos, Expo Guadalajara se comenzó el 15 de noviembre de 1985, bajo la premisa de albergar exposiciones de carácter local y nacional; pero que pudiera además adaptarse a cualquier tipo de actividad sin perjuicios o elementos que condicionaran la libertad de expresión de los eventos que ahí se realizaran. Pronto se adquirió un predio de 98 mil metros cuadrados entre las avenidas Mariano Otero y Las Rosas.
 
Los ingenieros Jorge Suárez Navarro y Ricardo Dueñas Jáuregui fueron los responsables de la realización de la obra. En menos de catorce meses se concluyeron los trabajos en los 63 mil metros cuadrados de superficie total de construcción. Lo versátil de la estructura sería una de las más importantes consideraciones en la obra, de tal forma que se optó por un diseño tridimensional combinado con losa de concreto de 7 cm en la parte superior. Esta losa de concreto se asentó sobre una base de lámina acerada, evitando así el uso de cimbre falsa. Esta estructura se manifestó también en el exterior, hacia, la plaza, provocando una fachada monumental que con las bandas de cristal de doble efecto visual, las aberturas y vanos permitieron una ventilación e iluminación naturales. No pudieron dejarse a un lado los espacios de alta convivencia, tales como plazoletas y la exhibición descubierta muy propias de la región. .
 
Expo Guadalajara fue dotada también de los servicios propios de todo centro de reuniones, salidas de electricidad, contra incendios, agua potable, drenaje y teléfonos, además de las instalaciones para restaurante, cafetería, bar, área de comercios y almacenes temporales.
 
La tan esperada inauguración contó con el entonces Secretario de Programación y Presupuesto, Carlos Salinas de Gortari, representante del Presidente de la Madrid. Expo Guadalajara abrió sus puertas al público con ExpoMueble, exposición que hasta la fecha todavía sigue presentándose cada año.
 
Expo Guadalajara demostró el enorme logro que puede alcanzarse cuando hay compromiso entre las autoridades municipales y estatales y el sector privado: Aurelio López Rocha, Carlos González Lozano, René Rivial, Manuel Vázquez Arroyo, Adolf Horn, Sandra López, Pablo Gerber y Leonardo Plascencia, son una pequeña muestra de la confianza empresarial en Jalisco.

 

Circula por primera vez el prototipo de camión articulado que circulará por la Calzada Independencia

29 de febrero del 2008

En un evento presidido por el entonces gobernador Emilio González Márquez, circuló por primera vez en la ciudad el prototipo de camión articulado o de dos plazas con capacidad para 160 pasajeros. Es el primero de toda una escuadra de unidades que conformaran un nuevo sistema de transporte al que las autoridades bautizaron como Macrobús.
 
Estos camiones de color azul con vivos colores verdes circularán por la Calzada Independencia, a lo largo de 16 kilómetros que conformaran un corredor de transporte denominado, por sus siglas en inglés, como BRT (Bus Rapit Transit)
 
Además de la presentación del prototipo, el evento también dio inicio a los trabajos de construcción de las que serán las vías y las estaciones del sistema Macrobús.
 
A diferencia del sistema de transporte de camiones y minibuses, estas unidades articuladas transitarán por un solo carril y se detendrán únicamente en estaciones debidamente acondicionadas.
 
El diseño de las estaciones se puso a concurso; el proyecto ganador fue el presentado por Iván Christopher García Ávalos; estudiante de 23 años del tercer semestre en el Centro de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD) de la Universidad de Guadalajara (UdeG). De los 170 participantes, él fue el ganador con su diseño de una plataforma básica, sencilla en su diseño pero fluida y sobre todo funcional, como él mismo la definió.
 
Uno de los carriles centrales de la Calzada será para circulación exclusiva de los camiones articulados. Para que el pavimento soporte el peso de las unidades y la fricción de su ir y venir, la obra contempla el reforzamiento del pavimento.
 
Los trabajos iniciaron con la construcción de la plataforma sobre la cual descansará la primera estación; ésta se ubicará a la altura de la Fuente Olímpica, según lo informó Sergio Carmona Ruvalcaba, secretario de Desarrollo Urbano (Sedeur).
 
La fuente y su glorieta no tendrán que ser destruidas ni removidas, pues, como el propio secretario aclaró, esta primera estación se ubicará entre la glorieta y la calle Sierra Morena.
 
Para costear la construcción de éste, el primer corredor del Macrobús, que irá de Calzada independencia y Periférico Norte a la Juntas, el Gobierno del Estado tuvo a su disposición un techo financiero de 520 millones de pesos.
 
0
Publicado por: martha.ramirezcarrillo
Fecha de actualización: Jue, 02/06/2020 - 16:30