Secretaría General de Gobierno

Efemerides del mes

Junio  2018

 

Guadalajara bajo sitio a comienzos de la Guerra de Reforma
2 de junio de 1858
 
Estamos en los comienzos de la Guerra de Reforma, la ciudad de Guadalajara es tomada por los ejércitos conservadores tras el sitio impuesto por el general Luis G. Osollo; mismo que concluyó el 23 de marzo de 1858. Antes de partir de la ciudad, Osollo dejó una brigada a las órdenes de Francisco G. Casanova y de José María Blancarte que defendería el gobierno de Urbano Tovar.
Las fuerzas de Pedro Ogazón, que dominaban el sur de Jalisco, se coordinaron con los ejércitos capitaneados por el general en jefe de las fuerzas liberales, Santos Degollado y juntas cercaron Guadalajara, el 2 de junio. Instalaron su cuartel general en el Hospicio Cabañas. Tovar declaró la ciudad en estado de sitio, impuso préstamos forzosos, dictó severas medidas de seguridad y entregó el mando a Francisco García Casanova, al día siguiente (Verdía, 1952: 48).[1]
Casanova resistió el ataque liberal. Consiguió dominar la línea fortificada del sector norte, con la conquista del Monasterio de Santo Domingo y la iglesia y el Colegio de San Diego (13 de junio del 1858); pero, el 21 de junio  ordenó la retirada.
Ante la proximidad de las fuerzas encabezadas por el general Miguel Miramón, que iban en auxilio de la plaza, Ogazón y Degollado levantaron el sitio. El 26 de junio, Francisco García Casanova emitió un decreto donde ofrece remunerar a las personas que presenten, en el término de cuatro días, ante la mayoría general, las armas de munición esparcidas por los constitucionalistas.
Con el fin de acabar con las “guerrillas liberales” que dominaban el sur de Jalisco, el 17 de septiembre, el general Casanova emplazó un ejército de mil 500 de sus mejores soldados; el cual fue emboscado y vencido por las fuerzas del general Degollado, en las Cuevas de Techaluta (Verdía, 1952: 54). Perseguido por los ejércitos liberales, el general Casanova llegó a Guadalajara decidido a evacuar la plaza; acción que no secundó José María Blancarte, quien estaba decidido a resistir el ataque liberal. Por esta razón, el 25 de septiembre, lo nombró gobernador y comandante militar.

[1] Pérez Verdía, Luis.Historia del Estado de Jalisco. Tomo III, Gráfica, 1952.
 

Proclamación de la independencia en la intendencia de Guadalajara

12 de junio de 1821
Las fuerzas iturbidistas se habían apoderado, sin disparar una sola bala, de Valladolid, hoy Morelia, capital de Michoacán. Tras esta victoria, Iturbide recibió buenas noticias de la Nueva Galicia. Antes de iniciar su campaña en las tierras michoacanas, se entrevistó con el general  José de la Cruz, comandante y jefe político de la Nueva Galicia. Lo invitó a sumarse a la causa independentista. Nada decidió el general De la Cruz; mantuvo una posición neutral.
En cambio, brigadier realista, Pedro Celestino Negrete, hacía preparativos para apoyar la causa, sin haberse pronunciado todavía. En la villa de San Pedro Tlaquepaque, cercana a Guadalajara, Negrete reunió una fuerza importante.  Desde allí daba instrucciones al coronel José Antonio Andrade y al capitán Eduardo Lariz, militares realistas que permanecían dentro de la ciudad a la espera de que Negrete les ordenara pronunciarse a favor de la independencia.
Andrade capitaneaba una parte del regimiento de dragones de la Nueva Galicia y Lariz, por su parte, resguardaba la artillería depositada en la Casa de Misericordia.[1] Para evitar cualquier acción aventurada que complicara el pronunciamiento, Negrete les aconsejó a los oficiales tener paciencia y aguardar; precipitarse resultaba riesgoso por el momento. De la Cruz aún disponía de las fuerzas de Hermenegildo Revuelta, las cuales se encontraban a poca distancia.
Al final ganó la impaciencia sobre la prudencia. El Brigadier no tuvo más remedio que disponer para el 16 de junio el pronunciamiento, más el ansía de los militares realistas desafectos fue tan grande que la fecha tuvo que adelantarse cuatro días.
            Y así fue. A la voz de “Independencia o muerte”(Verdía, 1952: 212)[2], la tarde del 12 de junio de 1821, en San Pedro, el brigadier Pedro Celestino Negrete reunió a la oficialidad de su división para decretar la independencia de México en los territorios de la Nueva Galicia. Al día siguiente, según refiere Pérez Verdía, se volvieron a reunir a las diez de la mañana para jurar el Plan de Iguala, en la casa de un señor de apellido Kunhardt ubicada en la calle principal.
El primer paso estaba dado. El tren de la historia siguió su marcha. Tras conocer la noticia, Lariz dispuso que la artillería bajo su custodia, y preparada para contener cualquier sublevación o motín, fuera reubicada para protegerse de la guarnición de la ciudad por si ésta se decidía a atacarlos, mas ocurrió lo contrario. Los soldados que conformaban la guarnición, alentados por Andrade, proclamaron también la independencia y se unieron a las fuerzas de Lariz.
Rodeado de enemigos o desleales, sin percatarse de su total abandono, De la Cruz, el otrora campeón en la lucha contra la insurgencia, se dirigió al hospicio con la esperanza de activar y movilizar sus últimas armas y hombres; con ellos pretendía sofocar el motín popular. Pero todas las puertas se le cerraron al General. Sin faltar a la cortesía que los rangos demandan, sobre todo entre militares de honor, Lariz recibió a De la Cruz y en términos respetuosos “le pidió que se retirara porque no era ya obedecido” (Alamán, 1990: 140)[3].

[1] A este inmueble que servía para alojar y asistir a niños abandonados se rebautizará en honor de su fundador con el nombre de Hospicio Cabañas.   
[2] Pérez Verdía, Luis.Historia del Estado de Jalisco. Tomo II, Gráfica, 1952.
[3] Lucas, Alamán. Historia de México. Tomo V. México, Jus, 1990.
 

 

El general  Manuel Macario Diéguez ocupa por primera vez la gubernatura de Jalisco

12 de junio de 1906
El general Manuel Macario Diéguez nació en Guadalajara el 10 de marzo de 1874. Llevó a cabo sus estudios elementales en su ciudad natal. En 1899 se trasladó a Sinaloa. En 1905 entró a trabajar a la mina Overight propiedad de la Cananea Consolidated Copper Company, en Sonora.
Miembro del partido liberal, junto con Esteban Baca Calderón, fundó la Unión Liberal Humanidad. La Unión promovió la huelga de Cananea,  el 1 de junio de 1906, por lo cual fue aprehendido y condenado a 15 años de prisión en las Tinajas de San Juan de Ulúa. La revolución maderista lo liberó en mayo del 1911. Regresó a Cananea donde, por el voto popular, obtiene la presidencia municipal por el período 1912-1913.
El 1 de marzo de 1913 se levantó en armas, desconociendo el gobierno de Victoriano Huerta y proclamándose simpatizante de Carranza. Asumió por primera vez la gubernatura de Jalisco el 12 de junio de 1914, ocupándola en diversas ocasiones de 1914 a 1919.
 

Es nombrado jefe político de Jalisco José Antonio Andrade

26 de junio de 1821
José Antonio Andrade y Baldomar participó modestamente en la Guerra de Independencia. Para el 21 de diciembre de 1811, se desempeñó como oficial realista con el grado de Coronel y es asignado a la ciudad de Puebla. Su misión consistía en defender la plaza ante la posibilidad de que fuera atacada por José María Morelos y Pavón.
Será enviado a Guadalajara a desempeñar el cargo de Jefe Político y Militar de la ciudad. En esta etapa de su vida conoce del movimiento de Iturbide, causa que terminará abrazando decididamente. El 13 de junio de 1821 convenció a la guarnición de la ciudad para sumarse al Plan de Iguala y, junto con el capitán Eduardo Lariz, acompaña al brigadier Pedro Celestino Negrete en su entrada triunfal a la ciudad. Cuentan las crónicas de la época que Andrade tuvo el privilegio de firmar, a lado de Negrete, la Consumación de la Independencia en Jalisco.
Tras la partida de Negrete, Andrade es nombrado Jefe Político Superior de Jalisco, cargo que ejerció del 26 de junio de 1821 al 5 de febrero de 1822. Su desempeño es loable: suprimió el impuesto del 1% sobre amodenación extraordinaria y redujo el derecho de amodenación al 6% de Flebe; eliminó la contribución personal, la directa de guerra, la de convoy, la del 10% sobre alquiler de casa y la llamada de siza. Andrade se sumó también al esfuerzo por levantar a la nación. A instancias suyas se instaló en Palacio, la noche del 22 de septiembre, la Junta Patriótica de Nueva Galicia con la finalidad de promover el desarrollo o progreso de las artes, la agricultura y la moral pública.
En las juntas celebradas por aquellos meses resulta electo diputado y en consecuencia representó a la provincia y participó en el Primer Congreso Constituyente. Más adelante fue acusado de conspiración, promoviendo el regreso de Iturbide al poder. Andrade fue desterrado a Guayaquil, en donde murió.

 

Nace Juan Gil Preciado político jalisciense

26 de junio de 1909
Juan Gil Preciado nació el 26 de junio de 1909, en Juchitlán, Jalisco. Sus primeros estudios, los realizó en su pueblo natal y continuó su preparación en la Escuela Normal de Guadalajara.
A los 20 años de edad se incorporó al 32 regimiento de caballería, desempeñándose como profesor. Dejó el regimiento para entrar a trabajar a la Universidad de Guadalajara por invitación de Ruperto García de Alba, gobernador del estado y su pariente. Luego ocupó el puesto de secretario de la Escuela Politécnica.
Formó parte del Frente de Estudiantes Socialistas de Occidente (FESO) y fue el primer presidente de las Juventudes Revolucionarias de Jalisco. Fundó la Facultad Obrera Campesina. En 1938, respaldó la candidatura a la gubernatura de Silvano Barba; quien a su vez lo ayudó a alcanzar una curul en la XXXIII Legislatura Federal. Aprovechando la amistad de hombres como Eduardo Hernández Cházar y Antonio Nava Castillo, fundó en la capital de México el Sector Popular, al interior de su partido.
En 1953 regresó a Jalisco y se sumó a la campaña de Agustín Yáñez por la gubernatura. Electo Yáñez, formó parte de su cuerpo de consejeros y obtuvo, además, una diputación dentro del Congreso Local. Siendo presidente municipal de Guadalajara inició, en 1953, su campaña a la gubernatura del estado.
Triunfó en las elecciones y asumió el cargo el 1 de marzo de 1959 (Muriá, 1981: 613). Entre las muchas iniciativas y proyectos que su administración sacó adelante destacan: la construcción del Mercado Libertad y la apertura de la avenida Javier Mina. Impulsó  la Leyde Fomento Industrial; concretó la edificación de la Casa de las Artesanías y del Teatro Experimental. También durante su sexenio quedó concluida la presa Manuel M. Diéguez, en Santa Rosa; y se terminaron las carreteras a Barra de Navidad, Tapalpa, San Marcos, Zapotlanejo y La Barca.
La agricultura recibió también un gran impulso a tal grado de que Jalisco se convirtió en el granero de la república. El gobierno federal le reconoció su mérito y fue promovido a secretario de Agricultura, durante la administración de Díaz Ordaz. El 30 de noviembre de 1964, solicitó licencia para incorporarse a su nuevo cargo. Permanece al frente de la Secretaria hasta octubre de 1970. Falleció el 19 de enero de 1999.

Autor: martha.ramirez - Secretaría General de Gobierno
Fecha de actualización: 04/06/2018 - 17:21:16